domingo, 23 de octubre de 2016

CHiCaGo MaRaTHoN, PoR FiN Me QuiTé La eSPiNiTa aMeRiCaNA¡¡¡¡

Aúpa Amigos,

Aunque un poco tarde, debido a esas vacaciones por tierras americanas, aquí está la crónica de la MaDRe DeToDaS LaS BaTaLLaS librada en Chicago¡¡¡¡




eL ViaJe a CHiCaGo

Después de mis dos experiencias anteriores al otro lado del charco, esta vez, decidí viajar con tan solo un par de días de antelación. Lo de la aclimatación, creo que no va con nosotros los populares, ya que aunque si bien es cierto que te permite aclimatar al cuerpo al cambio horario, esos días previos, vas a dedicarlos a turistear y al menos en mi caso los primeros días hasta que logras aclimatarte no descansas todo lo bien que debieras.

El Viernes cogíamos el vuelo de Iberia de las 11:50 A.M, y tras 9 horas de vuelo llegábamos a Chicago sobre las 2 P.M (7 horas de diferencia horaria). Por intentar ganar algo de tiempo cogimos un taxi, y ohhhhh, atascazo¡¡¡¡¡ jamás he visto un atasco como este¡¡¡¡ 1:20 min para un trayecto de unas 20 millas¡¡¡¡
Llegada al hotel, y tras dejar las maletas, intentamos ir a recoger el dorsal, y digo intentamos porque nos fue imposible bajar en bus al Chicago's Mcornick Place. Tras media hora en el bus y haber avanzado 500 metros, decidimos bajarnos del bus y dejar la recogida del dorsal para el día siguiente. La razón de tan magno atasco, que Obama andaba por la ciudad.... En el mismo bus nos decían que el metro era peor??????

Aprovechamos para tener un primer contacto con Chicago  mientras anochecía....



Paseo por la ciudad para oxigenar un poco el cerebro, cena en Cheesecake factory (donde con las prisas porque los niños se nos dormían, olvidé pedir la tarta de queso, con lo que a mí me gustan¡¡¡¡)

 y para el Hotel, donde como era de esperar y tras un largo viaje caímos todos rendidos sobre las 9 PM.





El Sábado, y como uno ya se ha hecho mayor, y el jet lag será que me afecta más, a las 4 AM ya andaba dando vueltas por la cama, así que decidí salir a trotar un poco que desde los 5x1000 del Miércoles no había vuelto a salir.
Fue un autentico placer correr por las calles de un desierto Chicago. Apenas 20 minutos de trote suave, en el que además de olisquear donde poder desayunar al día siguiente, aproveche también para hacer alguna que otra foto. Seis progresivos al terminar, y de nuevo la sensación de unas piernas superfrescas dispuestas a dar batalla al día siguiente.



Tras la ducha y desayunar en un Starbucks cercano al hotel, cogimos esta vez el metro para bajar directos en la línea roja hacia primero el barrio chino, y después a por el dorsal.



Recogida rápida del dorsal, para continuar con el plan de Marta para el día Pre Carrera. Paseo en barco para ver el Tour de Arquitectura de los edificios más emblemáticos de Chicago.



Tras esos 45 min de tour, un paseo por el Navy Pier, y a buscar un sitio donde cargar hidratos de Carbono.




Una vez cargado el depósito, Marta tenía preparada para los niños la visita al Zoo del parque Lyncoln, y yo me fuí al hotel a descansar. Una siestecita de una hora, que me vino de maravilla¡¡¡
Cena en un italiano cercano al hotel sobre las 6 PM, donde me hice con un buen plato de Spaguettis con meatball¡¡ un par de cervezas y al Hotel.

La noche pre maratón, es especial, comparable a esa noche mágica del 5 de Enero, en la que dejas todo colocadito la noche de antes, y te vas a dormir con la ilusión de verbque te traerán los Reyes Magos al día siguiente....

Esta vez tocó desayunar en el baño, jejejeje, para no despertar a la familia¡¡¡ Me gusta desayunar 3 horas antes, a las 4:30 no estaba abierto el restaurante del Hotel y aunque el Starbucks cercano al Hotel abría a las 5 AM, no quise improvisar y el día de antes compre miel, pan de bimbo y un yoghurt griego.
Tras ello me bajé al Starbucks para tomarme un café, esta vez solo uno, porque con los tanques que ponen allí¡¡¡¡¡

De nuevo al hotel, para tras estar un rato tumbado, vestirme de romano, y dirigirme hacia la zona de salida, apenas 15 min en metro de nuestro Hotel. Esta es otra de las ventajas que tiene Chicago sobre sus hermanas Major de EEUU, que no has de desplazarte hasta la zona de salida, con lo que el tiempo de espera a la intemperie se reduce considerablemente.

Había quedado con Tomás en vernos por la zona de salida, y parece mentira que entre tanta gente, en menos de un par de minutos ya nos habíamos encontrado.




Amena charla, que hizo que el tiempo volara antes de la salida. Tiempo en el que tuvimos tiempo de hablar de los objetivos para la carrera, de cual será nuestro próximo maratón, y como no de la aventura que vivimos por Boston hace ya un par de años. Risas cuando nos acordamos de esos trolls que nos intentaron dinamitar tras nuestro batacazo bostoniano. Finalmente nos despedimos con una cosa clara, pasase lo que pasase, íbamos a vivir otra experiencia única, y quedaría grabada en nuestras retinas esta imagen....

El último pis tuvo la culpa de que llegara un poco justo de tiempo al corral que me correspondía (mas de 10 min de espera), eso y que el corral era bastante genérico, albergaba hasta 3:15 si no recuerdo mal...
Me límite a ocupar el lugar que me correspondía y no a intentar avanzar entre la multitud, como más de uno hizo.
Este detalle, creo que no tiene mucha importancia, pero como ya he comentado, salir un poco retrasado, te hace a veces no poder coger el grupo ""bueno"" desde el inicio.

Himno americano, y tras el pistoletazo, se daba la salida a la carrera. El marco de la salida es incomparable, los rascacielos frente a tí, que te hacen sentir pequeño.

La carrera en sus primeros metro pica para arriba, para enseguida meterse por un túnel, que desluce un poco esa majestuosa estampa del principio. El paso por el túnel hace que los gps pierdan la señal, y empiecen a marcar guarismos del todo irreales. En mi caso, duró bastante tiempo ese desfase, y tan solo el paso por el Km 2, que pude ver un cartel pequeño me constató que íbamos marcando el ritmo correcto.

Primeros compases de la carrera, buscando el grupo...


El primer 5 K, lo dediqué como casi siempre a ir acomodando el paso, e ir echando un vistazo a posibles grupos que pudieran llevar mi mismo ritmo.

 A diferencia de otras maratones donde he sido bastante conservador en la salida, en esta y a tenor del punto de forma en el que llegaba, me propuse ser un poco más agresivo, e intentar meter ese primer split por debajo de 19 min. Y así fue, 18:47 para esos primeros 5 km.
El GPS sigue haciendo de las suyas y el segundo cinco mil, también va a haber que sacarlo por sensaciones.
Voy en grupo bastante amplio, donde localizo a un corredor Guatemalteco (Héctor), que va muy en sintonía conmigo. YA puedo divisar a un grupo de mujeres que transita a apenas 50 metros delante de nosotros, y me fijo como objetivo darle alcance a corto plazo, ""eSe eS eL GRuPo¡¡¡¡""

En el Km 6, esperan Marta y los niños, y como siempre me dejo caer hacia su lado, para pararme, besar a Marta, removerle el pelo a Guille, soltar un AUPA y tirar ""palante""

Héctor y yo, hablamos y comentamos que la idea es rondar los 2:38, y que el ritmo que llevamos es bueno. Comandamos el grupo en casi todo momento, y de vez en cuando algún que otro corredor se deja ver por la cabeza, pero es más testimonial que otra cosa. Aceleramos un poco el paso y nos unimos definitivamente con el grupo de féminas que nos precedía. Km5 al Km10 18:30




Del 10 al 15, la historia cambia poco, se nos ha unido otro corredor sudamericano, ha comentado con Héctor que si seguimos pasando todos al relevo, la cosa pinta bien.
El parcial esta vez es un poco más lento, pero dentro de lo esperado 18:44




Llegado el km 15, decido tomar el primer gel, para ello, me descuelgo un poco y me dejo caer hasta la cola del pelotón. Para entonces, ya he localizado a otro corredor español que va dentro del grupo, Raúl, de Gijón. Hemos hablado, y su objetivo es el mismo 2:38.

Se ha formado un buen grupete, pero poca gente se deja ver por la cabeza. La verdad es que no es una cosa que me importe, me encuentro cómodo en posiciones delanteras...
Es curioso ver como, aunque cada uno salga por su lado, y en algunos casos hasta varios segundos más tarde, tras apenas unos km's los grupos se conforman en función de los ritmos de carrera. En el video de donde he sacado la foto de la milla 1, transito a unos 15 segundos donde iban el grupo de Caitlin y demás féminas. A buen seguro ellas salieron en primera fila y a mi me costó 9 segundos cruzar la línea de meta....

Rondamos ya casi el km 20, y de momento la carrera me está defraudando un poco. Salvo en algún punto en concreto, donde se agolpaba gran cantidad de gente, la animación de la carrera, brilló por su ausencia. Apenas un grupo de tambores, donde por supuesto hice sonar los míos, bandas de música, las podríamos contar con los dedos de las mano, y manitas de los más pequeños, aunque parezca mentira, ni una (quizás de esto tenga la culpa las avenidas tan anchas....)¡¡¡¡

Antes de llegar a la media, de nuevo puedo ver a la familia, desde muy lejos ya los diviso. Me voy hacia ellos, ya sin pararme y les digo que voy muy bien... AUPANACHO¡¡¡



En el avituallamiento del 20, el grupo se rompe un poco, y sin querer cojo unos metros sobre el grupo.
No dejo de mirar de reojo al grupo, ya que, aunque voy acompañado de un corredor italiano (esto me lo imagino porque las dos veces que nos dimos un codazo me dijo excusa...). No dejo de levantar el pie, pero los de atrás no terminan de llegar. Está entrando bastante aire de cara, y se deja notar en el ritmo. Paso la media en 1:18:50. Mi paso más rápido en todas las maratones que he disputado. Vamos bien, bastante cómodo diría yo.



Finalmente me dejo coger, y volvemos a dinámica de grupo, con pocos cambios, el Guatamalteco ha cedido, y ahora es Raúl el que ya sí tira conmigo del grupo.

Los km's van haciendo crecer esos lazos entre los que vamos quedando, hay una corredora americana que no deja de agradecer el trabajo que estamos haciendo. ¡¡¡¡Great job guys!!! De vez en cuando esta corredora y otra más alta y menuda, pasan al relevo, son cortos pero se agradecen.

El viento ha empezado a entrar con fuerza de cara, y vaya que si se nota. Por primera vez mi sensación en carrera no es del toda fina. Mi cabeza me dice que es por culpa del aire, y que las piernas van bien...

Llegamos al 25, el parcial confirma lo que sospechábamos. Primer parcial que se va por encima de 19 min¡¡¡¡ (19:04)Entran las dudas, pero comento con Raúl, que tiene que ser culpa del aire. Ambos comentamos que apenas se ha dejado sentir el viento a favor hasta el momento. Aprovecho a meter el segundo gel.
Pasado el 25, todos contentos, hey guys tail wind now¡¡¡ hablo con Raúl y le comento que vamos a recuperar fuerzas. Las buenas sensaciones vuelven, y el correr se vuelve a hacer ligero. El correr fácil es lo que tiene, que te hace disfrutar el doble¡¡ lástima que apenas pudiera bailar al son de la música¡¡¡

Se que ese parcial ha debido dejar preocupados a los que siguen la carrera desde la app móvil. Sé que Alvaro y Jaime desde Burgos, mi hermano José y Carlos que andan preparando Málaga, así como los brother's Antonio, Javi, Melchor, Nico, Juan y su colega de Albacete estarán siguiendo la carrera.

Llego al 30 y pico en 18:36, según doy al lap de mi Garmin, pienso en los que siguen la carrera desde España, y que alguno se ha levantado de la silla, el mejor AupaNacho vuelve¡¡¡¡¡ Va PoR VoSoTRoS¡¡¡¡La MaDRe DeToDaS LaS BaTaLLaS aún no ha terminado¡¡¡

Raúl y yo comentamos que ha sido el mejor segundo parcial hasta el momento. La confianza crece....

Del 30 al 35, pasamos por un par de zonas donde hay algo más de animación, Raúl se viene arriba. Le freno un poco, todavía queda mucha tela. Llegamos al 32 y los dos decimos lo mismo, bueno nos queda un 10 K¡¡¡

En el 32, tercer gel, esta vez he cogido uno de cereza con cafeína, veremos a ver¡¡¡
Empezamos a coger gente, esto nos anima¡¡¡
Entre ellas una chica, ellas se conocen. La indico mi espalda y la digo stay behind¡¡¡
Otra va totalmente ""cagada"", y me da por pensar si en estos casos no será mejor parar y hacer el trabajito. Bueno para una profesional como parecía ser, quizás no....

El ritmo sigue siendo bueno, y las sensaciones a pesar del cansancio también¡¡¡ Estoy convencido de que haré una gran marca¡¡¡ Nos dirigimos hacia Chinatown, ya solo quedamos yo diría que unos 4 corredores. La espigada americana, hace ya un rato que abandonó el grupo.

El 35, sigue siendo un buen parcial, 18:47¡¡¡ sigo con las opciones intactas. Empiezo a notar cansancio pero es que es el 35¡¡¡

Ya no voy con tanta alegría, y aunque seguimos alcanzando con cuentagotas corredores, mis compañeros de fatigas, incluida la otra corredora americana, empiezan a asomarse por los laterales.

Estos últimos km's siempre son iguales, las cartas están sobre la mesa, y ya no hay rueda a seguir, aquí, el que más fresco está tira ""palante"", y los que no, a buscar su paso, sin cebarse....

Y ese fue mi caso a partir del 36. Caitlin Chrisman, primero y Raú Geijo después, me fueron cogiendo unos metros... Intento conectarme mentalmente, primero con un Raúl que se me escapa, Pero cuando las piernas no van y no corro suelto, ya sabéis, levanto el pie.
Las piernas están super duras, y se, que los últimos km's se harán duros, como no¡¡¡¡¡ señores esto es Maratón¡¡¡¡¡

Busco mi ritmo y no obsesionarme, prefiero centrarme en mis sensaciones y en llegar entero a meta.

Me cogen un par de corredores, una pareja mixta. De nuevo me intento enchufar a la carrera, y me pego a ellos unos metros. Tontería¡¡¡¡
Por primera vez en carrera miro el ritmo real que marca el Garmin, y veo que aunque voy clavado, sigo estando en ritmos alrededor de 3:51 min/km. Me conformo con ello¡¡¡

Ese 3:51, poco a poco va subiendo hasta situarse cerca de los 4:00. Pico el 40 en 19:50.. y echo mis primeros cálculos. Sabía que para tener opciones reales de 2:38 había que llegar aquí en 2:30, y he picado 2:31:01. Puedo estar en tiempo de MMP, pero el cansancio me hace desistir de exprimirme a tope, unos segundos no merecen la pena....

No se si Marta habrá podido bajar a ver la llegada, los voy buscando con la mirada. Al final no pudieron, las medidas de seguridad que rodean las carreras americanas, hacen bastante complicado moverse con 2 niños.

No tengo palabras para agradecer a MArta, MArio y Guille, las palizas que se pegan con el fin, de como dice MArio verme pasar tan solo unos segundos....

La cuesta antes de la meta, se me atraganta. De hecho creo que la última parte de la carrera está llena de continuos sube y bajas, nada considerable, pero cuando ya no vas fino, todo se hace más cuesta arriba, nunca mejor dicho..

El final de Chicago, me despistó bastante. En mi recuerdo, la Maratón de New York, donde al no estar acostumbrado confundí los letreros finales que marcan 800 Yardas por metros, y se me hizo eterno. En Chicago, juraría que si estaban marcados en metros, y pensando que eran yardas, iba pensando en uff todavía más de 1 km. Así que cuando giré a la izquierda, y ví que la meta estaba allí mismo, y que encima era cuesta abajo, me tiré ""a tumba abierta"", si a estas alturas de la película lo podemos decir así...

Finalmente logré parar el reloj en 2:39:51, aunque la organización después de tener que reclamar ya que no aparecía en la clasificación me ha dado 2:39:54, que me valió para ser el 154º entrado en meta y el 8º de mi categoría, y lo que es más importante, y que aquellos que me conocen ya saben,  quitarme la espinita que tenía de correr un Major en EEUU con buenas sensaciones y hacer una buena marca.

Si bien es cierto, que de las tres maratones americanas, puede ser la que mejor se adapte para hacer una buena marca, a mi al menos me decepcionó un poco en cuanto a ambiente y animación. Pocas bandas de música, demasiadas zonas vacías de gente, no sé es la impresión que me traigo de allí.

y mientras algunos andaban preocupados porque al no aparecer en la clasificación pensaban me había retirado, yo ya andaba como perro con dos colas con mi medalla y mis cervezas¡¡





Tras el maratón, una larga caminata hasta que me reencontré con Marta y los chicos. Como ya es costumbre, tras recoger la medalla, me hice con un par de cervezas, una para mí y otra para MArta, que menos después de todo el día corriendo tras de mi¡¡¡¡



Y si la Maratón es importante, no menos puede ser la celebración de esa nueva muesca en mi elástica. Esta vez, tuvo el honor de acoger a los Fernández Perez (jejejeje) el Restaurante Gibson's donde nos pudimos meter entre pecho y espalda unos buenos chuletones, que según alguno estaba mejor que los del abuelo¡¡¡


A este es mejor comprarle un traje.......

Exquisito T-Bone, yo diría que de los mejores que he probado, si no el mejor, y he comido unos cuantos, jejejeje



Los postres, como todo allí, A Lo GRaNDe¡¡¡ y Guille quería pedir 3¡¡¡



y si la comida del día de maratón tiene una importancia suprema, no menos la foto al puro estilo Nadal, donde inmortalizar una nueva batalla



Tras ello, ya sabéis una semana más de vacaciones, que nos permitió completar la visita por Chicago, visitar el archiconocido parque de atracciones de Orlando y hasta pasar una mañana por Miami...

El próximo, no sé, pero al día siguiente del maratón compartimos mesa junto con Tomás  y su mujer Carmen, quizás Londres....... que ya solo nos quedan 2 Majors, y Tokio para mi el próximo año está descartado....